Excelencia y Garantia

RADONIC, Centro de Radioterapia Integral, es un centro asociado a Radiation Therapy Services, Inc. de los Estados Unidos. En su calidad de asociado, recibe el beneficio de las tecnologías y experiencia de dicha institución, que se concentra exclusivamente en proveer servicios de radioterapia. Los oncólogos radioterapeutas senior de Radiation Therapy Services, Inc. son reconocidos especialistas, nacional e internacionalmente, […]

Leer más

Nutrición

La buena nutrición fortalece las defensas del cuerpo y puede resultar en un período de recuperación más corto. Los investigadores han encontrado que la gente que come bien durante su tratamiento, especialmente dietas altas en proteínas y calorías, son más capaces de tolerar efectos secundarios. Una buena dieta ayuda a promover la curación y mantiene la fuerza, previene la descomposición de los tejidos corporales y reconstruye las células normales que han sido afectadas por el tratamiento del cáncer.

Cuando alguien está enfermo su apetito frecuentemente se reduce, sea la enfermedad un tobillo lesionado o una relacionada con el cáncer. La necesidad del cuerpo de alimentos con altos niveles de proteínas y calorías es alterada por una reducción de la actividad, el ejercicio, y un cambio en la forma en que el cuerpo metaboliza los nutrientes. La dieta que es promovida para prevenir el cancer, como la dieta baja en grasa y alta en fibra puede no ser una dieta deseable durante los tratamientos de radioterapia. Este es un momento de nutrir el cuerpo con todos los nutrientes necesarios para permanecer fuerte y luchar contra la enfermedad.

El nutriente número uno que se requiere son las calorías y una fuente concentrada de calorías con las grasas. Cada uno de estos términos, calorías y grasas tiene ganado un mal nombre, pero serán cruciales en combatir un apetito reducido y otros probelemas que afectan el comer.

Ninguna comida puede suplir cada día todos los nutrientes. Las vitaminas y los minerales son nutrientes dietéticos centrales en su dieta. El nutricionista ayudará a activar, regular y controlar muchas de las funciones que toman lugar en el cuerpo.

Construyendo una dieta balanceada

Una dieta balanceada saludable es importante en su vida diaria. Es especialmente importante cuando usted está siendo tratado por cáncer.

Una herramienta útil para visualizar una dieta nutritiva es la pirámide de los alimentos. Desde una base de granos, suba hacia las frutas y los vegetales, los productos lácteos y las proteínas y complete con un mínimo de dulces y grasas.

PIRAMIDE

 

1 Grasas

Incluye: Mantequilla, margarina, mayonesa, aceites, salsas para ensalada.
Recomendaciones: Trate de reducir su ingestión de éstos y usarlos sólo de vez en cuando.

2 Dulces

Incluye: Azúcar, miel, syrup, dulces, postres.
Recomendaciones: Como con las grasas, trate de reducir su ingestión de éstos.

3 Lácteos y carnes

Incluye: Leche, quesos, yogurt, cocoa, carne de res, cerdo, tuna, pollo, pavo.
Recomendaciones: Solo deben ser consumidos diariamente dos o tres servicios de carnes y productos lácteos.

4 Frutas y Vegetales

Incluye: Bayas, naranjas, melones, manzanas, bananas, zanahorias, brócoli, espinaca, guisantes, maíz, calabazas, tomates, frijoles.
Recomendaciones: Deben ser consumidos diariamente de 2 – 4 servicios de frutas y de 3 – 5 servicios de vegetales. Ambos son muy importantes para una nutrición diaria apropiada.

5 Granos

Incluye: Pan, muffins, cereal, arroz, espagueti, macaroni, galletas, pretzels, germen de trigo, panqueques, harina de trigo.
Recomendaciones: Los granos crean el fundamento de una dieta saludable en al base de la pirámide de alimentos. Trate de consumir de 6 – 11 servicios diariamente.

Dieta y efectos secundarios del tratamiento de cáncer

En las páginas siguientes usted encontrará información acerca de síntomas específicos y efectos secundarios del tratamiento del cáncer que pueden ser eliminados o reducidos introduciendo medidas dietéticas y otras medidas de higiene y cambio de estilos de vida:

Contáctenos